miércoles, 24 de mayo de 2017


Unasev advierte sobre abandonar medida de alcohol cero


El director de Unasev, Gerardo Barrios, consideró que la ley de alcohol cero es integral y abandonar este camino puede implicar que muchos de los conductores que consumen alcohol salgan a conducir a la vía pública y, por consiguiente, haya un incremento en siniestros de tránsito y lesionados.

Barrios precisó que la legislación vigente establece el retiro del permiso de conducir como elemento disuasivo para los conductores que toman alcohol, y consideró que, si se anula esa potestad, es como decirle a la población “pueden tomar un poco de alcohol que en realidad no es tan malo”.

“Esta es una ley integral, no es solo el cero, sino también las sanciones que implica esta norma”, subrayó. Agregó que abandonar este camino puede generar un incremento de la cantidad de conductores que, habiendo tomado alcohol, salen a conducir a la vía pública, y que después se transforma en siniestros de tránsito con lesionados.

“Hay que tener mucho cuidado cuando establecemos una iniciativa para la que ni siquiera se consulta a la Unasev”, concluyó.

Las declaraciones de Gerardo Barrios se realizaron este miércoles 24 durante el lanzamiento, por parte de Unasev, del “Primer taller comunitario de primeros auxilios y seguridad vial”, en la Emergencia del Hospital de Clínicas.

viernes, 12 de mayo de 2017

Denuncian presiones de Trump sobre jefe del FBI antes de destituirlo
El presidente estadounidense Donald Trump admitió el jueves que había preguntado al exdirector del FBI James Comey -al que acaba de destituir- si había una investigación sobre él por sus vínculos con Rusia, lo que puede alimentar sospechas de injerencia o intimidación.
0

"Se lo pregunté" dijo Trump en entrevista con la NBC, en la que alude a dos conversaciones telefónicas.

"Le pregunté: 'Si es posible ¿puede decirme si hay una investigación sobre mí?' Respondió que no había investigación sobre mí", explicó el presidente, aludiendo a las investigaciones en curso sobre vínculos entre allegados de Trump y Rusia durante la campaña electoral de 2016.

Donald Trump confesó que tenía en mente el asunto de Rusia cuando tomó la decisión de destituir a Comey. "De hecho, cuando me decidí, me dije: 'este asunto con Rusia, Trump y Rusia, es una historia inventada'".

Según el presidente, los dos hombres habían hablado de ello una primera vez durante una "cena muy agradable".

Comey "quería seguir siendo jefe del FBI y yo le dije que lo pensaría", relata Trump. "Y ese día me dijo que yo no era objeto de investigación, algo que yo ya sabía de todas maneras".
¿Presiones de Trump?

Desde el punto de vista jurídico, estas palabras podrían sugerir presiones del presidente sobre el jefe del FBI.

Hacer semejante pregunta "podría asemejarse a un intento de corrupción (...) o al menos a una obstrucción de la justicia en la que Comey tuvo la idiotez de caer al asegurar" que Trump no era objeto de investigación, explica el jurista Laurence Tribe.

Según el New York Times, Trump habría pedido a Comey una promesa de lealtad, durante una cena una semana después de su llegada a la Casa Blanca.

Según el diario, que cita a dos socios de Comey, éste rehusó hacerle dicha promesa, pero le garantizó a Trump que era "honesto". El diario no puede precisar si esta cena es la misma a la que alude el presidente estadounidense.

La portavoz de la presidencia Sarah Huckabee Sanders, citada por el rotativo, refuta no obstante esta versión y asegura que Trump "nunca sugirió que esperaba lealtad a su persona, sino hacia nuestro país y su gran pueblo".

El FBI investiga desde el verano boreal pasado las injerencias rusas en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, y sobre una eventual coordinación entre miembros del equipo de campaña de Trump y Rusia.

El martes pasado, Trump provocó un verdadero terremoto político al despedir a Comey alegando insatisfacción por la forma en que condujo una investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado.

Sin embargo, Comey era también responsable de una de las varias investigaciones abiertas sobre las alegadas tentativas de Rusia de influenciar en las elecciones presidenciales del año pasado.
Sorpresa

Los contactos del presidente con el director del FBI han sorprendido al senador republicano Lindsay Graham, que prometió "preguntarle por este asunto" a Trump.

La Casa Blanca tiene grandes dificultades para precisar claramente la secuencia que condujo a la destitución de Comey, y mas aún cuando supervisaba de cerca una muy sensible investigación sobre la seguridad nacional.

En la misma entrevista a la NBC, Trump asegura que "no hay colusión entre los rusos, mi campaña y yo". Agregó que de todas maneras pensaba destituir a Comey, con lo que se aleja de la versión de la Casa Blanca según la cual actuó en ese sentido tras una recomendación de secretaría de Justicia.

"Iba a destituirlo fueran cuales fueran las recomendaciones", afirmó Trump. "Es un fanfarrón, un presuntuoso"

Estos comentarios descorteses no han sido apreciados por algunos congresistas, incluso republicanos.

"Tenía el absoluto derecho de destituir al director del FBI", dijo Lindsey Graham. "El problema, son los motivos incoherentes que se han dado".

Poco antes, el director interino del FBI, Andrew McCabe, intentó tranquilizar al Congreso, conmocionado por estos acontecimientos.

"El trabajo del FBI continúa pese a los cambios en las circunstancias. A pesar de los cambios, no ha habido ningún esfuerzo para impedir nuestra investigación", dijo Andrew McCabe ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia del Senado.
Pablo Cuevas:
en semifinales de un Masters por primera vez en su carrera
Ilustración. AFP
IluEl uruguayo Pablo Cuevas se clasificó este viernes para las semifinales del Masters 1000 de Madrid, tras imponerse al alemán Alexander Zverev por 3-6, 6-0 y 6-4.

Cuevas se medirá en semifinales con el ganador del encuentro entre el austriaco Dominic Thiem y el croata Borna Coric.

Cuevas cedió el primer set, antes de reaccionar en la segunda manga, en la que no dejó a su rival llevarse ni un solo juego.

En el decisivo set, ambos jugadores se mostraron parejos hasta el llegar al décimo juego, en el que Cuevas rompió el saque de su oponente alemán para llevarse la manga (6-4) y el partido.

Cuevas se metió de esta manera en su primera semifinal de un Masters en toda su carrera y buscará ahora una plaza en la final.

domingo, 9 de abril de 2017

FALLECIÓ ESTE 3 DE ABRIL DE 2017 LUCIO MUNIZ CANTAUTOR TREINTATRESINO
Hace un tiempo atrás nos dejó un saludo a la Radio el cual estamos reproduciendo previo a sus temas
Hasta siempre amigo

Nació en la ciudad de Treinta y Tres el 16 de mayo de 1939, fruto del matrimonio de Tomás Baldomero Muniz y María del Carmen Muniz, del cual es el sexto hijo. En enero de 1942 la familia se radicó en Montevideo.

Se casó con Ana María Mariño con quien tuvo seis hijos: Gabriel, Leonardo, Trilce, Laura, Leonel y Fabián. Vuelve a radicarse en Treinta y Tres en 1969, aunque sus visitas a esta ciudad habían sido continuas. Tres de sus hijos le dieron dos nietos cada uno: Sofía, Lucas, Rafaela, Cecilia, Anahí y Ernesto.2 En 1972 dirigió un programa de radio llamado "Encuentro", posición de la cual fue retirado luego del primer allanamiento a su casa. En 1977 fue despedido de la empresa ONDA en la cual trabajaba desde 1955.2 En los años de dictadura cívico-militar (1973-1985), sufrió persecuciones, varios allanamientos más y encarcelamiento en el Batallón 10. Luego de su liberación pasó un tiempo recuperándose de los malos tratos recibidos en ese establecimiento.

En 1987 regresó a Montevideo, donde residió hasta su fallecimiento el 3 de abril de 2017.
Vida literaria[editar]

Su vocación artística tiene influencia de su padre —reconocido poeta, guitarrista y periodista— y de un ambiente vernáculo y universal en el cual convivió de niño.3 Hacia 1963 comienzaron a salir publicados sus poemas en las revistas literarias "Aquí, Poesía" y "Cuadernos de Mercedes". Al año siguiente, esta última editó su primera obra de poemas titulada "Piel y ceniza". En 1967 recibió un Premio del Ministerio de Instrucción Pública por su obra de poemas, titulada "Octubre" y el "Premio Aquí Poesía" por "Todo el otoño".

"Su poética es cotidianamente universal, en una dialéctica entre lo íntimo y lo trascendente, haciendo enclave en la trascendencia de eso íntimo, y construyendo un yo propio con el que lee, confesándose él mismo lector: Para apresar un poema ajeno /es necesario / aspirarlo en silencio muchas veces / y muchas en voz alta; / hay que buscar interiormente («Breve reflexión sobre la poesía», en Clave de sombra, Ediciones de la Crítica, 1996)".3

En el período dictatorial solo editó el libro "Poemas para viaje", cuyo tema central es el exilio de algunos amigos y contiene sutilezas y alusiones muy comunes entre los artistas de la época que debieron enfrentar la censura.4 Otros poemas escritos en esta época fueron recogidos y editados en 1987 en la obra "Poemas del Testigo" , cuyo carácter es definido por el autor en su presentación:


Estos poemas fueron escritos durante los años de mordaza. En ellos he intentado reflejar silencios, barrotes, miserias.5
Compositor y músico[editar]

Además de su faceta poética, desarrolló una intensa labor como músico, componiendo canciones o interpretando él mismo sus textos. Es coautor de canciones de artistas uruguayos como Alfredo Zitarrosa, Santiago Chalar, Los Zucará, Carlos Benavides, Ruben Aldave y Braulio López entre muchos otros.6

La primera canción de su autoría registrada en disco fue la milonga cruzada «De no olvidar» que, en 1966 formó parte del primer larga duración de Alfredo Zitarrosa (Canta Zitarrosa, Tonal cP 040), la cual se ha difundido en el siglo XXI por la interpretación de La Vela Puerca

Desde 1970 crece la integración de sus canciones en los repertorios de muchos intérpretes uruguayos. Editó más de diez álbumes producidos como solista o en colaboración con otros artistas. De estos últimos, cabe destacar el álbum de 1978 "Calles", realizado junto al dúo Los Zucará, los cuales popularizaron además, su canción "En tu imagen", considerada por los rochenses como un himno a su departamento.

Alrededor de doscientos de sus textos han sido grabados en distintos álbumes, y muchas de sus canciones han sido interpretadas por varios artistas.

La composición musical no se reduce a las canciones, sino que Muniz es autor de bellas páginas guitarrísticas, acrecentando el repertorio y la literatura para este instrumento. En 1965, compuso y gravó la música para el documental "En marcha", de Alberto Miller, proyectado en el Festival de Cine Nacional auspiciado por el SODRE. Más adelante Muniz realiza la composición instrumental en la obra temática "Manos para la guitarra" y "Obras instrumentales de Lucio Muniz" (Orion-fonam, 2005), donde participan los guitarristas Ana Inés Zeballos, Ramiro Agriel, Robert Ravera, Mario Payssé, Eduardo Larbanois, Leonel Muniz, Bruno Casciani y Heber Marco. Ese CD es una muestra de la integración de lo clásico con lo folclórico, cuya ejecución da cuenta de la concepción musical, el conocimiento y el buen gusto de Muniz a la hora de componer. Esta obra es difundida habitualmente por Radio Clásica 650 AM (SODRE) en el programa "Cuerdas y guitarras", dirigido por Juan José Aldado.3
Intérprete[editar]

Muniz también es intérprete de sus temas para lo cual posee un timbre de voz que le da el matiz apropiado, con una voz modulada, de registro grave.

En 1976 grabó su primer disco simple con dos canciones: «Del que espera» y «A don Tomás», para el sello Orfeo y continúa su discografía (solista o colectiva) hasta sumar más de 70 canciones, con solos de guitarra, acompañamientos guitarrísticos, poemas dichos, o palabras e introducciones al canto de los distintos intérpretes.3

lunes, 20 de febrero de 2017

¡Soy celeste!: Uruguay experimenta un drástico incremento de las solicitudes de residencia

Las autoridades orientales aseguran que existen casi 6.000 trámites pendientes de residencia y no programan citas para atender nuevas peticiones antes de 2018.
El incremento de requerimientos de residencia que ha experimentado Uruguay en los últimos años ha hecho que el país latinoamericano mantenga 5.919 trámites pendientes y programe las citas de los nuevos solicitantes para 2018, informa el diario local 'El País'.

Marcelo Rodriguez Reuters
Entre octubre de 2014 y diciembre de 2016, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay concedió 15.935 residencias a ciudadanos extranjeros: 613 solicitudes el primer año, 6.919 en 2015 y 8.098 el año pasado.

Las autoridades orientales esperan que el número de peticiones siga en aumento: de los casi 16.000 formularios tramitados, el 42 % corresponden a ciudadanos argentinos, el 18 % a brasileños, el 13% a venezolanos y el 8 % a peruanos.

Un informe de la Cancillería uruguaya indica que algunos de los "elementos significativos" serían que los solicitantes consideran que el país charrúa es un lugar seguro de Latinoamérica que también destaca por su "sistema de salud, la seguridad social y la relación laboral".

domingo, 19 de febrero de 2017

El miedo a Marx
Caras y Caretas
Por Leandro Grille.
Las polémicas sobre la ideología subyacente de los personajes de historieta es connatural con su existencia. La narrativa gráfica es una forma del arte literario que ha tenido enorme influencia en la cultura de masas y no un subproducto marginal o de segunda categoría. Los héroes de historieta y sus archienemigos, los villanos, son, ante todo, símbolos. Vehículos para comunicar ideas y valores. Porque eso es, básicamente, lo que hacen los artistas con el arte: comunican. Desde Mafalda al Capitán América. De Elpidio Valdés a Zamba. Hace 45 años, el escritor chileno Ariel Dorfman escribió junto al sociólogo Armand Mattelart un clásico en el área: Para leer al Pato Donald. Con rigor, los dos teóricos marxistas desnudan las creaciones de Walt Disney y desentrañan su función política e ideológica, por supuesto en sintonía con la ideología dominante y en arreglo a los fines imperiales. Teníamos ese libro en la biblioteca de la casa de mis padres y, tal vez porque tenía al Pato en la tapa, lo leí cuando era muy chico. Me cabe el atenuante de haberlo leído seguramente por error, pero lo mismo me impactó. Fue leyendo a Dorfman que descubrí que en el mundo de Disney no existían los padres ni las madres. Todo el mundo era tío o sobrino, primo, hermano, abuelo o nieto, surgidos de la nada, porque los progenitores habían sido suprimidos de la genealogía y que esa arquitectura aberrante no era casual.

A propósito de Los Pitufos, los debates tampoco son novedosos. Una búsqueda rápida en la red nos permite aproximarnos a algunas de las controversias que estos populares personajes han suscitado en todo el mundo, donde se les ha imputado desde propaganda comunista a xenofobia, racismo y antisemitismo. Hay montones de artículos, ponencias, libros y documentales sobre el tema. Hasta un documental de un tal Evan Topham que se puede ver en YouTube se titula The communist Smurfs (Los pitufos comunistas) y lo han visto casi un millón de personas. La derecha uruguaya, que además de conservadora es bastante bruta, no es habitual que se detenga en estas disquisiciones sobre la cultura de masas, pero ya que esta vez se escandalizaron por la utilización didáctica en un libro de historia para sexto año escolar de Los Pitufos para introducir a los niños en la noción de lo que significa comunismo, lejos de tomarles el pelo, tal vez habría que tomar el guante e ir un poco más allá, y preguntarse si en la escuela no debería haber un espacio en el que los niños pudieran analizar qué hay detrás de los productos culturales destinados a su consumo, entre ellos los de las grandes productoras de contenido, que meten miedo por su penetración masiva y por el carácter elitista, conservador y racista de los valores que habitualmente difunden.

Como sabemos, la oposición puso el grito en el cielo porque la autora de libro de texto intentó explicar el concepto de comunismo recurriendo a la aldea de Los Pitufos. En mi modesta opinión, la referencia no es original y, además, no es mala, aunque es probable que los alumnos de sexto año escolar estén en condiciones de aproximarse al tema sin necesidad de recurrir a historietas ni a ejemplos, a merced de su capacidad de abstracción lisa y llana. Aunque los dirigentes de los partidos tradicionales, en una primera instancia, amenazaron con pedir responsabilidades políticas a las autoridades de la educación, mal enterados de que el texto de marras se utilizaba en la enseñanza pública, finalmente debieron retroceder, cuando la ANEP aclaró que dicho texto sólo se utiliza en establecimientos de educación privada. Pese a todo, la ANEP se comprometió a estudiar el texto, y aparentemente con ánimo de censura, lo cual, en caso de concretarse, sería una concesión lamentable a las fuerzas del oscurantismo reaccionario de nuestro país.

Para abordar este asunto con franqueza, lo primero que debemos admitir es que no hay ninguna forma de enseñar sobre el comunismo que sea aceptable para la derecha. Ellos sólo admitirían una diatriba que demonizara una ideología a la que han combatido a lo largo de más de un siglo, literalmente, por todos los medios. Y no la han combatido por Pol Pot (al que además financiaban contra Vietnam), ni por la gran purga de Stalin ni por la represión en Tiananmen, sino por lo que las ideas de Marx y Engels han significado para los explotados del mundo. Por más que insistan en una contabilización de masacres, la mayor parte de los muertos del comunismo en este planeta cayeron por serlo y no por adversarlo. Sobre eso pueden ofrecer frondosos testimonios los cuarteles uruguayos, donde se han recuperado los huesos de varios mártires que abrazaban el manifiesto.

La derecha siempre ha visto a la educación como un desafío. Y a los estudiantes como un peligro. El problema central es que el capitalismo es moralmente indefendible. Y más ante los jóvenes, siempre nobles y motivados por intereses superiores. Un sistema construido sobre la explotación del hombre por el hombre, intrínsecamente desigual y forzosamente violento, es completamente indefendible ante ese público sin echar mano a la mentira o hacer gala de cinismo. Por el contrario, el socialismo y el comunismo son en sus propósitos muy respetables para los jóvenes en la medida en que postulan una sociedad sin clases, en la que no existen la explotación ni la propiedad privada, y en la que los todos los hombres y mujeres, sin distinciones de ningún tipo, perciban o bien por su trabajo o bien por su necesidad, y contribuyan de acuerdo a lo que son capaces.

El socialismo y en última instancia el ideal de una sociedad comunitaria, ya sin clases y sin Estado, siguen constituyendo la más grande utopía de la humanidad y contarán hasta el fin de los tiempos con millones de personas empeñadas en construirlo a cambio de nada. Sin precio y sin esperar otra retribución que el beneficio que pueda corresponderle con justicia a cualquiera por su esfuerzo y por su condición humana. El ejemplo de la profesora en su libro con Los Pitufos, en la medida que quiso significar esto, no merece censura porque, además de violentar la libre expresión, es inobjetable. Y el odio que provoca en los referentes del conservadurismo no tiene nada que ver con la laicidad y sí con el miedo atroz que le tienen los representantes del capital a las ideas de Carlos Marx. Miedo que, nobleza obliga, está bien que preserven, porque son y seguirán siendo muchos años su mayor enemigo.